empoderamientoyaccion.com

#12 Workshop
La culpa

24/10/2023

Hoy hablamos de un tema que, si bien habíamos hablado de él de manera interseccional en muchas ocasiones, esta vez abordamos directamente. 

Es un diamante con muchas aristas y vamos a intentar reflejarlas todas. Mira el video hasta el final, esto es solo una pequeña ampliación de lo dicho y un pequeñísimo resumen del mismo. En el video, Kus se centra más profundamente en la culpa traumática. Como supervivientes de abusos sexuales, es lo que directamente nos atañe y la duración de los workshops sabemos que es limitada.
Pero en este texto queremos añadir unas pocas pinceladas extras sobre el concepto de culpabilidad y también sobre de dónde procede nuestro sentimiento de culpa. La verdad que es un tema central para nosotras y para vosotras que asi lo habéis compartido en la Red de Cuidados. En el video se aborda directa y claramente.

En derecho penal, lculpabilidad es el estado de ser responsable de la comisión de un delito. La culpa legal es definida externamente por el Estado, o más generalmente por un “tribunal de justicia”. Filosóficamente, está basada en el libre albedrio y en la capacidad de los miembros de esa sociedad libre de poder ser corregidos y castigados por actos que atenten contra otros miembros de ella o contra ella misma. Quien culpa y castiga es un organismo “superior” y destinado a ello, regido por las leyes y normas que esa misma sociedad impone. 
Es decir,  que es fundamentalmente circular: una persona es culpable de violar una ley, si un tribunal lo dice. Y la ley está escrita según la moral y normas de esa sociedad.

Y nuestra sociedad… es hija del Patriarcado hegemónico y del judeocristianismo. No lo olvidemos!
En nuestro sistema legal, en España (parecido al del resto de Europa…) hasta cuándo no se ha considerado las agresiones sexuales, violaciones, abusos, acosos…etc, como delitos contra la libertad sexual? Si no lo sabes, te sorprenderá conocer que hasta 1989, se consideraban delitos contra el honor y este mismo año pasado se aprobó por fin. la ley que garantiza la libertad sexual.

Así, sin culpables legales de lo que hemos sufrido, ¿Quién ha sostenido ese papel durante siglos y siglos?
Evidentemente, las víctimas.

Afortunadamente, hoy en día tenemos leyes  que nos protegen como víctimas y que señalan directamente a los culpables. En ese terreno, nosotras, privilegiadas de un país que ha aprobado una ley puntera,  no tenemos que preocuparnos mucho más.  Solo de visibilizar, ejercer la autodefensa y confiar en la ley.

Pero nuestra sociedad, todavía tiene que cambiar mucho para situar la mirada de culpa y posterior castigo en el agresor. Y para ello tenemos el feminismo y nuestra propia experiencia para visibilizar y ejercer la autodefensa desde el empoderamiento. 

La sociedad tiene que conocer quiénes son los verdaderos culpables. 

Y nosotras tenemos la responsabilidad de descubrirlos y hacerlos públicos.

 

Pero  …y en lo personal? …y nuestra experiencia? …y lo estrictamente moral? …y el entorno? …y quienes trabajan en el sistema judicial? …y esa culpa interior? …y esa vocecita, ese sistema moral propio que nos auto acusa?  …y esa sensación personal que ha modificado y redefinido nuestra vida después del acoso?
¿Qué pasa con todo esto? Esto también tiene que ver con la culpa, no?

Realmente el sistema culpa/condena/castigo lo llevamos inculcado desde que nacemos, pero al sufrir una agresión sexual y no haber podido hacer justicia, se nos acrecienta y pasa a modificar y definir nuestra propia personalidad, actitudes o experiencias. 
Y para desactivar todo eso, también tenemos herramientas.

La culpa es un hackeo de nuestra mente que ha sido creado por las religiones y “patrocinado” y utilizado por el patriarcado en su beneficio.

Es una estructura mental. Y como tal, tenemos que afrontarla no desde la mente, sino parando la misma.

Llevamos unos cuantos workshops y retos en los que estamos tomando consciencia y luego aprendiendo a Parar la Mente para dejar de darle importancia a lo que nos contamos en tres tiempos, a lo que nos hace sentir que tenemos el control y dejar de manipular la realidad y la experiencia.

Ésta es la vía que os proponemos,. Sabemos que es la manera eficaz de desactivar aquellos mecanismos mentales que nos tienen atrapadas en bucle.

Las herramientas las conocemos: sensibilizar el cuerpo, sentir la emoción sin significar y sin identificarnos con ella, parar la mente o al menos no darle credibilidad y quitar la “yoidad” de la ecuación. 
Así caemos en
la presencia y desde ahí, la única acción coherente nos toma a nosotras. 

Ese es el camino, así lo hemos vivido nosotras y así te lo hemos contado.

La decisión, como siempre, es tuya.

 

Al final del video, explicamos el Reto de la Semana.

Enlaces de interés